Bonos de Blackjack

 Bonos gratuitos de los casinos para jugadores de Blackjack:

BJ Surrender Multihand 5   Blackjack Switch   21 Duel Blackjack

Cómo Jugar al Blackjack

En el Blackjack los jugadores compiten individualmente contra el repartidor y no unos contra otros. El objetivo es alcanzar un valor de mano más cercano a veintiuno que la mano del repartidor, sin pasar de veintiuno. El valor de la mano es la suma de los valores de las cartas individuales. Las cartas de dos a diez tienen el valor correspondiente. Las jotas, reinas y reyes tienen valor de diez. Los Ases pueden valer uno o diez, dependiendo de la ocasión. La mano que le da su nombre al juego es el blackjack. Esta mano consiste en un As y una carta de figura con valor de 10. El valor total de la mano es veintiuno.

El juego de blackjack inicia cuando los jugadores colocan sus apuestas. El repartidor da dos cartas a cada jugador y a sí mismo, una de las cartas está cara arriba y la otra cara abajo. Cada jugador en turno hace sus jugadas. Las jugadas más comunes son pedir carta o plantarse. Pedir carta es solicitar al repartidor una carta más. Plantarse significa que el jugador no requiere otra carta más. Si el jugador pide carta y la suma de sus cartas excede veintiuno, quiebra e inmediatamente pierde el juego y su apuesta, sin importar lo que pase después. Si el jugador se planta, tiene que esperar hasta que el repartidor juegue su mano y el resultado se decide después de esto. El jugador tiene otras opciones aparte de pedir carta y plantarse. Una es llamada doblar. Si el jugador piensa que tiene una buena mano, puede doblar su apuesta, pero debe tomar solamente una carta adicional. Si ambas cartas del jugador tienen el mismo valor, el jugador puede dividir la mano, lo que significa que el jugador pone otra apuesta idéntica y juega ambas manos de manera independiente. Si el jugador encuentra que sus cartas no son lo suficientemente buenas, puede rendirse y perderá sólo la mitad de su apuesta. Si la carta cara arriba del repartidor es un As, el jugador puede poner una apuesta adicional de la mitad de su apuesta original, apostando a que el repartidor obtendrá un blackjack. Esta apuesta se conoce como Asegurar. Si el repartidor obtiene blackjack, la apuesta asegurada se paga 2:1, de lo contrario, la apuesta se pierde.

Cuando todos los jugadores han finalizado sus jugadas, es el turno del repartidor de jugar su mano. El repartidor no toma ninguna decisión. Tiene que seguir agregando cartas hasta que el valor de su mano es de diecisiete o más. Si en el proceso la mano del repartidor excede de veintiuno, entonces quiebra y los jugadores que no han quebrado ganan el juego. Reciben un pago de 1:1. Si el repartidor no quiebra, el valor de mano de cada jugador es comparado individualmente con la del repartidor. Si el valor de la mano del jugador es mayor, se le paga 1:1. Si el valor de la mano del repartidor es mayor, el jugador pierde su apuesta. Si los valores de las manos son iguales, la apuesta es regresada al jugador. Si el jugador obtiene un blackjack, se le paga 3:2-

Estrategia del Blackjack

Cuando se juega blackjack, el jugador debe decidir si pide carta o se planta, o si dobla o divide. La forma en que se decide lo anterior es llamada estrategia del blackjack. La estrategia del blackjack ha sido formulada simulando en ordenador cientos de miles de juegos y calculando las jugadas óptimas dependiendo de las circunstancias. Por tanto, lo primero que se requiere es entender los parámetros que definen las circunstancias.

El parámetro más importante es si el valor de la mano de un jugador es blanda o dura. En un total de mano blando, el As puede tomar el valor de 11. En un total duro, o bien no hay As o éste toma el valor de 1. Los otros parámetros son el valor de la mano del jugador y la carta abierta del repartidor.

Las estrategias para pedir carta y doblar dependen de si el total es duro o blando. Para un valor blando, el jugador debe pedir carta en las circunstancias siguientes: Si la mano del jugador vale 17 o menos, el jugador siempre debe pedir carta, porque si el total se pasa de veintiuno, el As puede valer 1. Si el valor de la mano del jugador es 18, debe pedir carta a menos que la carta abierta del repartidor sea nueve, diez, Jota, Reina, Rey o As. Si el valor de la mano del jugador es 19 o más, entonces nunca se debe pedir carta. Para un total blando, el jugador debe doblar en las siguientes circunstancias: Si la mano del jugador vale 17 ó 18, el jugador debe doblar si la carta abierta del repartidor es tres,cuatro, cinco o seis. Si el valor de la mano del jugador es 15 ó 16, entonces debe doblar cuando la carta abierta del repartidor sea cuatro, cinco o seis. Si el valor de la mano del jugador es 13 ó 14, entonces debe doblar si la carta abierta del repartidor es cinco o seis. Para todos los demás valores de mano no se debe doblar.

Para un total duro, el jugador debe pedir carta en las siguientes circunstancias: si la carta abierta del jugador es dos o tres, entonces se debe pedir carta si el valor de la mano del jugador es de 12 o menos. Si la carta abierta del repartidor es cuatro, cinco o seis, se debe pedir carta cuando la mano del jugador sea de 11 o menos. Para todos los demás valores de mano del repartidor, el jugador debe pedir carta si su mano vale 16 o menos. Para un valor de mano del jugador de 17 o más, nunca se debe pedir carta. Para un total duro, el jugador debe doblar en las siguientes circunstancias: Si el valor de la mano del jugador es 11, entonces se debe doblar para cualquier valor de la carta abierta del repartidor, excepto un As. Si el valor de la mano del jugador es 10, entonces se debe doblar para cualquier carta abierta del jugador, excepto diez o As. Si el valor de la mano del jugador es 9, entonces se debe doblar para cualquier carta abierta del repartidor excepto tres, cuatro, cinco o seis. Para todos los demás valores de la mano del jugador, nunca se debe doblar.

El jugador debe dividir en las siguientes circunstancias: Si el jugador tiene ochos o Ases, siempre debe dividir. Si el jugador tiene par de dos o tres, entonces debe dividir si la carta abierta del repartidor es cuatro, cinco, seis o siete. Si el jugador tiene par de seis, entonces debe dividir cuando la carta abierta del repartidor sea de tres, cuatro, cinco o seis. Si el jugador tiene par de sietes, debe dividir cuando la carta abierta del repartidor sea menor a ocho. Si el jugador tiene nueves, debe dividir cuando la carta abierta del repartidor sea siete, diez o As. En los otros casos nunca se debe dividir.


Lo más visitado casinos

Casino No Deposit
Spin Palace Casino £20
Prestige Casino €1,500
Betway Casino €10
Go Wild Casino €12
Jackpot City Casino €10
Club World Casinos All U.S. Players Welcome $25
Joyland Casino €25
Crazy Luck Casino All U.S. Players Welcome $150
Bet365 Casino  
Casino Grand Bay All U.S. Players Welcome $30

¿Quieres conseguir $1200 en bonos de bienvenida y recibir una calurosa bienvenida durante seis veces? Entonces tienes que darte una vuelta en este fabuloso casino que ofrece exclusividad, fiabilidad y seguridad por igual.

El Royal Vegas es uno de los casinos más sólidos que un jugador puede encontrar en la red. Con uno de los primeros programas de software de Microgaming, una amplia variedad de juegos de todos los tipos entre los que no faltan el blackjack, la ruleta ni las tragaperras de todos los tipos, el Royal Vegas es una de las mejores alternativas por los que están buscando la conveniencia en el ámbito de los juegos progresivos. En este casino están disponible las tragaperras más queridas como la ya clásica slots de Tomb Raider y, por eso, los jugadores vienen presurosos y de buena gana a divertirse. Por este motivo no es raro ver cómo el jackpot se acumula velozmente hasta a llegar a sumas bien elevadas.

Pero este casino se ha empeñado en luchar en otros frentes además del de la diversión y la generosidad. Se trata de uno de los casinos más serios que hay hoy día. Las transacciones se realizan sobre el principio de la seguridad informática y financiera, y el personal de este casino ha sido entrenado y persuadido de modo tal de ofrecerte la máxima claridad y seguridad en estos procedimientos. Royal Vegas es la única manera de obtener diversión y sostenerla en el tiempo. ¿Qué más pedir que diversión, excelentes bonos y responsabilidad?

  Jugar