Bonos de Casino para los juegos de dados

 Bonos gratuitos de los casinos para jugadores de dados:

Cómo Jugar a los Dados.

En el juego de casino de dados, dos dados son lanzados y los jugadores apuestan sobre el resultado. El resultado es el total de los números que aparecen en la cara superior de los dados. Los jugadores apuestan contra la casa y no contra los demás. El diseño de la mesa de dados indica las diversas áreas donde las apuestas son colocadas.

El jugador que en ese momento tira los dados se conoce como tirador. Antes de que los dados sean lanzados, los jugadores ponen sus apuestas. El primer tiro de cada ronda se llama tiro de venida. Si en el tiro de venida el resultado es 2, 3, 7, 11 ó 12, la ronda termina, pero el mismo jugador sigue siendo el tirador. Si el resultado en el tiro de venida es cualquier otro número, entonces ese número se establece como el punto. El tirador continúa lanzando los dados hasta que el resultado es 7 o el punto. Si el resultado es 7, entonces la ronda termina y el jugador a la izquierda se convierte en el tirador. Si el resultado es el punto, también la ronda termina, pero el mismo jugador continúa siendo el tirador.

El nuevo tirador lanza un nuevo par de dados. El operador del juego de dados, conocido como stickman, le presenta al nuevo tirador cinco dados, para que escoja dos. Durante el lanzamiento, el tirador hace que los dados reboten en la pared opuesta de la mesa. Si en este proceso el dado cae fuera de la mesa, es descartado. El tirador escoge otro dado de los tres que le quedan al stickman.

Los dados ofrecen un gran número de apuestas. Algunas apuestas se deciden en un lanzamiento. Otras apuestas son decididas después de varios lanzamientos. Si el resultado predicho se concreta, entonces se le paga al jugador de acuerdo con la tabla de pagos, de lo contrario el jugador pierde su apuesta. Las series más sencillas de apuestas son aquellas que predicen el resultado de cada dado. Algunas de estas apuestas tienen nombres especiales. Las apuestas 'Yo' se realizan para un resultado de 11 y el 'As dos' apuesta a un resultado de 3 (1 en un dado y 2 en el otro). La apuesta 'Dados' son para un resultado de 2, 3 ó 12.

Hay otras apuestas que pueden decidirse sobre los resultados de varias tiradas. Las apuestas 'pasa línea' y 'no pasa línea' son ejemplos de ellas. En el lanzamiento de venida, si el resultado es 7 u 11, entonces la apuesta a 'pasa línea' gana y la apuesta a 'no pasa línea' pierde. Si se establece un punto en la tirada de venida, entonces ambas apuestas siguen adelante. El tirador sigue lanzando hasta que el resultado sea de 7 o de punto. Si el punto resulta primero, entonces la apuesta a 'pasa línea' gana; si resulta 7 primero, la apuesta a 'no pasa' gana.

Después de cada tirada, las apuestas perdedoras son retiradas de la mesa y las apuestas ganadoras se pagan de acuerdo con la tabla de pagos. Las apuestas que aún no son decididas se mantienen en su lugar, a la par de las nuevas apuestas.

Estrategia de los Dados.

Existen muchas apuestas en los dados. A diferencia de juegos como la ruleta, en el que todas las apuestas tienen la misma ventaja de la casa, las ventajas de la casa para los dados varían desde 1.4% hasta 15%. Por tanto, es una buena estrategia saber qué apuestas tienen una baja ventaja de la casa y cuáles tienen una ventaja de la casa alta. Esto no es fácil, debido a que en diferentes casinos se ofrecen diferentes pagos para la misma apuesta. Los jugadores expertos pueden calcular las ventajas de la casa para cada pago y realizar las jugadas, pero es una mejor estrategia para los novatos simplemente aprender cuáles apuestas jugar y cuáles evitar. Las apuestas 'pasa línea' y 'no pasa línea' tienen la ventaja de la casa más baja y por tanto deben ser las apuestas base. Aunque estas apuestas pagan sólo 1:1, tienen una ventaja de la casa de sólo 1.4%.

Los dados atraen a los jugadores con las apuestas de mayor ventaja de la casa debido a que los pagos son más altos. Sin embargo, los buenos jugadores de dados no son atraídos por estos pagos, pues aunque son altos, no lo son tanto como deberían. Por ejemplo, la apuestas 'dados', que le da su nombre al juego, gana si sale 2, 3 ó 12, y paga 7 a 1. La ventaja de la casa para esta apuesta es de 11%. Otras apuestas que deben evitarse son 'horn', 'hops', hardways' y 'dados once'.

El uso de la opción 'press it' es una buena estrategia. Funciona de la siguiente forma: La primera vez que un jugador gana una apuesta 1:1, él recoge sus ganancias pero deja que la apuestas continúe. Si gana de nuevo, le pide al repartidor la opción 'press it'. El repartidor adiciona las ganancias a la apuesta. Como el jugador ha recuperado su apuesta original, él puede continuar con sus ganancias.

Ha habido algunas estrategias en los dados que han sido recomendadas pero que realmente no funcionan. El jugador de dados debe conocer estas estrategias y debe saber por qué no funcionan. Una estrategia es colocar los dados. Algunos jugadores creen que si los dados se sostienen de una forma específica, se incrementan sus posibilidades de obtener el resultado deseado. Nada puede estar más alejado de la verdad. El golpe de los dados contra la pared asegura que el resultado sea aleatorio. Una vez que eso pasa, los arreglos previos se vuelven inoperantes. Si los dados no chocan contra la pared, el tiro se anula. Otro error es que, si un número no ha salido por un tiempo, la probabilidad de que salga se incrementa. Por eso muchos jugadores de dados registran los resultados y tratan de apostar a los totales que no han salido por un tiempo largo. El hecho es que cada tirada de los dados es independiente y lo que ha sucedido o no en el pasado no tiene influencia sobre la tirada actual. Un tercer error que debe evitarse es el uso de sistemas de apuestas como el Martingale. Éste hace que el jugador doble sus apuestas 1:1 cada vez que pierda. Este sistema no mejora las posibilidades de ganar y sí puede resultar en fuertes pérdidas.